martes, 22 de julio de 2014


Escucho dos perros jadeando el último aliento al cielo,
una madre sollozando,
colocando en un grito,
en la estrella más alta a su niño muerto.

Una niña lamenta la especulación
y en la transferencia alguien coloca lo genital en la posición exclusiva del sujeto.

A mis padres no les era habitual enterrar amigos.

Veo el principio del caos
Nuestro Fin
Comienza la guerra contra la juventud:
atacar a los que germinarán
que no haya-

Esto morirá como desee

Lo soñé ayer-
estoy viviendo mi propio sueño
aún hoy
aún hoy
aún
es

ayer.

A.A

No hay comentarios:

Publicar un comentario