miércoles, 10 de septiembre de 2014

Ví un animal ingiriendo a otro,
deglutiendo sus desgracias.

Una araña sobrevive en mí,
dirige las sedas en hilera y
crece sobre aquello
que no olvido.

El oído afilado,
el odio interceptando lo orgánico.

Tengo telarañas en el cuerpo
y (no) sé des-
prenderme del ardor.

¿Cuál es tu Perdición, animal?

A.A

No hay comentarios:

Publicar un comentario