martes, 30 de septiembre de 2014

Decreta su renacimiento
sobre los escombros del hastío
una vez más.

Su convicción comienza
con el convenci-
miento
del Dios que dicta
desde las cenizas de la in-
quietud
hacia lo In-
evitable.


¿quién obedece a la Magnitud?

A.A

No hay comentarios:

Publicar un comentario