miércoles, 17 de septiembre de 2014

Soy un ser dictatorial, discurso y me convenzo.
Estas líneas tratan de mí, no del Yo Lírico,
acá Alguien sostiene un lápiz
y tiene mi nombre.

Deseos de arcilla
el fondo, su sombra,
el recurso y
una diligencia que siempre estuvo,
un tumor germinado desde las cenizas de los desamparados.

Vi una niña deteniéndose ante la perdición,
subía los escalones y cesó,
cesó y observó
como yo,
que hoy me detengo ante vosotros
a Re-
petirme.

Algo inconcluso tiene una petición.
Estoy dicha y viva,
en la colisión de mis días.

A.A

No hay comentarios:

Publicar un comentario