miércoles, 8 de octubre de 2014

Un cuerpo como un cerro sin voz.

Hay tierra santa y mugre realizándonos-
un (des)conocido me habló al respecto,
mencionó la magia de un proceso.
Proceso de reconocimiento:
en el nombre de la personificación
un hombre flota emergente
con pulso encriptado.

Lo interno y su belleza sin idioma
se han sentado en este banquete de fingimientos
a la necesidad del sueño,
sintiendo la eternidad de lo in-
concluso/

Y veras que nadie tiene conocimiento,
ni siquiera-
Alguien.

¿Será siempre la falta
lo (i)rreal?
Esta es una predicación in/directa.

¿En qué paréntesis te transcurrís?
A.A

No hay comentarios:

Publicar un comentario