jueves, 1 de septiembre de 2016

Esta noche las palabras cobijan al destiempo, al cálculo de la incertidumbre, a lo que deshace entre lo dicho y desdicho, al derrumbe de conceptos y con ellos todo lo que creía un hecho. Espero el fulgor mientras me repito, me repito y me anulo, espero mientras la fragilidad se torna irreversible, espero mientras mi cuerpo se congela, espero mientras te miro, te miro con ojos exhaustos, exhaustos de intentar sostener un ápice, espero, me repito, me anulo y olvido, olvido que esperar es un reclamo al ajeno, olvido que el abismo es lo único que se puede nombrar en este núcleo que se desencuentra con-
No hay verdad a la que recurrir.

Ya
no.

Ahora,
es preciso presentarse
ante
la

/bifurcación/

Noción/Elección-es.


-

A.A

No hay comentarios:

Publicar un comentario