miércoles, 30 de noviembre de 2016

Caída sobre el bucle de la creencia/
interrelaciones
indiferenciables:
el rulo hace a la disimilitud.

¿Qué se alivia?
/
¿Qué se satisface?

Creo a / en
mi Abismo-
afuera lo obsceno
afuera la demanda
afuera la falta.
Creo a / en
la separación del Ajeno
la alimentación Y la manifestación desde el re-planteo:
es momento de caer en la caída y
deshacer el arquetipo del inciso encriptado/
es momento de Contemplar nuestros marcos.

Oíd lo que sucede:
oíd cada palabra del desespero,
oíd a la impaciencia
queriendo crear entre la carne y la uña
malestar.
Oíd y detened,
detened produciendo la muerte inevitable,
nada de esto trata sobre alzarse contra la naturaleza divina que nos proclama más allá,
sino sobre detener el goce
y revelar lo etéreo.
Oíd y transmutad en el dolor que acompaña esta transparencia de caminos bifurcados.

[ T e m p l a n z a ]

Lo que nutre el desapego es
la belleza de la claridad/
la incomodidad
moviendo y conmoviendo
la aceptación y la realización,
promoviendo
la (des)construcción desde adentro,
sin buscar neciamente
¿consuelo? en lo ordinario.
Lo que nutre este desapego es
la belleza de saberme creadora
de las maravillas océanicas del abstracto,
mutando en la premisa de ser la Nada Fértil
manejando la matriz de la Resta.


A.A


No hay comentarios:

Publicar un comentario